LOADING...

Volver arriba

16/10/2022

Se dispara número de niños con disforia de género

EEUU.- La disforia de género, una condición psicológica caracterizada por el conflicto de identidad, que experimentan quienes no se reconocen como pertenecientes a su sexo biológico, se ha incrementado en un increíble 70% en el espacio, de apenas un año en Estados Unidos, según una encuesta de la empresa de tecnología médica «Komodo Health». Inc».

Según las reclamaciones de seguros de salud y otros registros médicos entre los años 2020 y 2021, la empresa descubrió que al menos 121 882 niños y adolescentes, de 6 a 17 años, fueron diagnosticados con disforia.

De ese total, 17.683 de los jóvenes se sometieron al llamado “tratamiento hormonal”, que consiste en intentar bloquear la pubertad o estimular el desarrollo corporal a partir de la administración de la hormona contraria al sexo biológico.

Los datos se obtuvieron a pedido de la agencia internacional de noticias Reuters. Según ella, los procedimientos de “cambio de sexo”, como se conoce popularmente a la reasignación de género, se están realizando aún con poca evidencia sobre las consecuencias futuras para los niños.

Al respecto, los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. dijeron que “la evidencia es limitada en cuanto a los riesgos para la salud que presentan estos tratamientos, ya sea a corto o largo plazo para los adolescentes transgénero”. Incluso la Asociación Mundial Profesional de Salud Transgénero reconoce esta deficiencia, según Reuters.

Contagio social

En cuanto a las posibles razones para explicar el por qué de este aumento vertiginoso en el número de diagnósticos de disforia de género, una de ellas se refiere al “contagio social”, que popularmente también puede llamarse “moda”.

Esto ocurre cuando hay una promoción masiva por parte de grupos, medios y personalidades sobre un determinado tema, ideología o comportamiento. La psicóloga transgénero Erica Anderson, que ha estado tratando con jóvenes transgénero durante años, reconoce esta realidad.

En 2018, durante una entrevista con el Washington Post, Anderson dijo que “un buen número de niños se están metiendo en esto [declararse trans] porque está de moda”. En abril de este año, para Los Angeles Times, dijo que esto “fue demasiado lejos”.

La psicóloga brasileña Marisa Lobo, pionera en la lucha contra la ideología de género en Brasil, publicó este año un artículo sobre Anderson, donde reafirmaba su postura. “Como podemos ver, hay un claro sesgo social, cultural, sobre la percepción que muchos jóvenes tienen sobre sí mismos”, dijo a Pleno News.

“En el artículo de Los Ángeles Times también se señala que muchos tienen depresión, autismo, trastorno bipolar y otros trastornos mentales asociados”, destacó Marisa.

El resultado de procedimientos apresurados y carentes de fundamentos científicos ha sido el surgimiento de un número creciente de personas arrepentidas. Gospel Mais publicó un artículo con algunos testimonios, donde personas ex-transgénero relatan algunas experiencias traumáticas. Consulta el siguiente enlace:

Prev Post

PT acusa a iglesias evangélicas de ser violentas

Next Post

Medios de izquierda quieren cancelar revista cristiana

post-bars

Leave a Comment